La regla

La primera regla

La llegada de la regla o menstruación es un evento normal y saludable en la vida de una chica. A partir de este momento aproximadamente cada mes perderá algo de sangre. Esto se suele llamar el período menstrual. La menstruación puede comenzar tan pronto como a los 8 años, o se puede retrasar hasta los 16, pero por lo general comienza entre los 11 y 12 años.
Mostrar todo
Ocultar todo
Ya tengo 14 años. Todas mis amigas han tenido ya la regla, menos yo. ¿Me pasa algo?
Muchas chicas comienzan a tener el período menstrual cerca de los 11 ó 12 años, pero la regla puede comenzar tanto a los 8 años como a los 16. Todo este rango de edad se considera normal. No te preocupes, puedes esperar tranquilamente hasta que cumplas los 16, y si todavía sigues sin regla, entonces consulta a un ginecólogo para que determine si precisas algún tratamiento.
He tenido ya tres reglas, y cada vez ha sido diferente: la primera fue muy floja, la siguient...
En la mayoría de casos, el primer periodo es leve, con sólo unas pocas gotas o manchado de sangre. Algunas chicas tienen períodos menstruales regulares todos los meses. Otras chicas pueden saltar un período o tener dos períodos en un mismo mes. La cantidad de sangrado también puede variar. Es normal que esto suceda cuando una chica comienza a menstruar, y podría transcurrir un tiempo antes de que la regla se vuelva regular. Si continúas con la regla muy irregular pasado un año, tal vez sería conveniente que te revise un ginecólogo para averiguar la causa de los desarreglos, y darte un tratamiento si fuera necesario.
¿Sabrá todo el mundo cuando estoy teniendo la regla? Me da miedo que lo noten por el olor.
Nadie tiene por qué notarlo, a menos que lo digas. Actualmente, las compresas son cómodas y delgadas. También tienes la opción de utilizar tampones, que se introducen en la vagina. Si te duchas por la mañana y te vas cambiando la compresa o el tampón cada aproximadamente 4 horas no se forman olores perceptibles por los demás. Sólo tienes que acostumbrarte a llevar suficientes compresas o tampones encima para cambiarte cuando lo necesites a lo largo del día.
¿Podré hacer deporte y natación con la regla, o debo descansar?
Puedes hacer vida completamente normal con la regla, y en principio puedes practicar el deporte que deseas. Podrías tener algunos dolores en el bajo vientre o sentirte un poco más cansada que de costumbre, pero no lo suficiente como para no permitirte hacer lo que quieras. De hecho, el ejercicio puede aliviar los dolores menstruales y darte energía. Para practicar la natación, los tampones tal vez sean la mejor opción. Pide a tu madre que te aconseje cómo introducirlos en la vagina.
Me parece que estoy perdiendo demasiada sangre, y noto algunos coágulos. ¿Debo preocuparme ...
Lo más probable es que lo que te parezca mucha sangre realmente no lo sea. Además, recuerda que el cuerpo de cada mujer está preparado para desechar la sangre que pierde durante el período. Durante una regla normal se pierden de 4 a 12 cucharaditas de líquido menstrual. No obstante, es posible que parezca mucho más cuando lo ves en la compresa. Como hemos comentado, se desprende también el revestimiento del útero, y puede tener aspecto de coágulos. Si empapas más de 10 compresas o tampones por día, que sería una compresa o tampón cada 2 horas aproximadamente, esto podría ser la señal de un problema. Si realmente crees que estás perdiendo una cantidad grande de sangre, habla con tu médico. Él o ella te dirá si es normal o no, y lo que se debe hacer. Te puede recetar un suplemento de hierro si cree que estás perdiendo demasiado hierro debido a la regla.
¿Cómo sabré cuándo me vendrá la regla?
Es muy difícil predecir cuándo te vendrá la primera regla. Una vez hayas empezado, es buena idea usar un calendario para llevar un registro de los períodos. Marca el primer día de la regla con una "X" en el calendario. Si haces esto cada mes, y ves que los intervalos son regulares, podrás determinar todos los meses cuándo te va a venir la regla. Si no son regulares, es posible que aún tengas algunas señales. Algunas chicas tienen dolores leves en la pelvis inmediatamente antes del comienzo de un periodo. Puedes notar el estómago lleno de gases o presentar otros síntomas como la aparición de granitos en la cara. A pesar de llevar un control, a veces la regla puede cogerte desprevenida. Es buena idea llevar siempre una compresa o tampón, por si acaso.
A algunas amigas les han salido granos cuando han empezado la regla. ¿Me pasará a mí? ¿Se...
Uno de los "efectos secundarios" de la adolescencia son las impurezas cutáneas. Los cambios hormonales a veces producen desequilibrios que se manifiestan en granos y poros abiertos, normalmente localizados en el rostro, escote y espalda. No hay forma de predecir si una chica tendrá este problema al llegar a la pubertad. Si sucediera, una buena higiene con productos específicos ayuda, y si los granos son muy notables puedes consultar a tu médico o ginecólogo. A veces se recetan determinadas pastillas anticonceptivas, porque regulan las hormonas responsables del problema.
¿Me puedo duchar o bañar con la regla?
Por supuesto que sí. De hecho la higiene es especialmente importante durante los días de regla para estar más fresca y cómoda. Por ejemplo, va bien ducharte por la mañana y por la noche lavarte la zona genital en el bidet. Por lo contrario, no es conveniente lavarse en exceso, ya que se puede alterar la flora natural de la vagina. A veces los jabones normales son muy fuertes y causan irritación en esta zona delicada. Existen geles especiales que evitan estos problemas.
Tengo 12 años y supongo que dentro de poco me vendrá la regla. ¿Son mejores las compresas...
No es cuestión de mejor ni peor, sino de lo que a ti te resulte más cómodo de usar, y de lo que mejor se adapte al tipo de sangrado menstrual que tengas. La mayoría de chicas empiezan con compresas, y luego pasan a probar los tampones, pero no tiene por qué hacerse de esta manera. Hoy en día tenemos la suerte de disponer de una multitud de opciones.
Algunas chicas tienen miedo de utilizar tampones al principio. Los tampones pueden parecer incómodos o difíciles de introducir, pero si el tampón se ha introducido correctamente, no debes sentirlo en absoluto, porque el interior de la vagina es elástica (¡los bebés pasan por ella!). Es imposible que un tampón se "pierda" dentro del cuerpo. La apertura de la matriz, que está en el fondo de la vagina, es demasiado pequeña para que pase ningún tampón por ella. Habla con tu madre o con un adulto de confianza cuando estés lista para usar tampones para que te orienten. Es raro que exista un problema físico que desaconseje el uso de tampones. Usar tampones tampoco te quita la "virginidad".
Podrás también usar varios productos de forma combinada. A algunas chicas les gusta usar tampones los días de sangrado más abundante y compresas finas los días más leves. Otras usan tampones durante el día y compresas por la noche.
Cuando me venga la primera regla quiero probar los tampones, pero me da miedo que se escape l...
Si te vas cambiando el tampón cada 4-6 horas no deberías tener problema, sobre todo en la primera regla, que suele ser más bien floja. Si notas que hay mucho sangrado, entonces puedes utilizar una absorción mayor o cambiarlo con mayor frecuencia, y siempre puedes reforzar la protección con una compresa fina o un protector íntimo, que no se notarán.
He visto que hay muchos tipos de compresas y tampones. ¿En qué se diferencian? ¿Cuál elij...
Las compresas son lo que se llama protección externa, ya que recogen el flujo menstrual fuera del cuerpo. Existen compresas de diferente absorción, para más o menos flujo. Algunas tienen "alas", que se doblan debajo de la ropa interior, para proteger mejor los laterales de las braguitas.
Elige una compresa que se adapte a la cantidad de flujo que tengas y que te proporcione comodidad.
Los tampones se colocan dentro de la vagina y recogen el flujo de sangre dentro del cuerpo. La mayoría tiene aplicadores de plástico o cartón que se usan para deslizar el tampón dentro de la vagina. Tienen un cordón corto en un extremo que cuelga de la vagina y te permite extraerlos con facilidad.
Existen tampones que pueden absorber distintas cantidades de flujo menstrual. Lee el paquete para determinar cuánto absorberá el tampón.
Los protectores íntimos están especialmente pensados para el flujo vaginal, no menstrual. Sin embargo, también puedes utilizarlos cuando el flujo es leve, al principio o al final del período. Puedes usar protectores de ropa interior con tampones si necesitas más protección.