Saltar al contenido principal

DEDÍCATE

1 MINUTO

PREVENIR ES MUY FÁCIL.

¿EMPEZAMOS?

icono1

LA VISITA
AL GINECÓLOGO

icono1

La revisión anual con tu doctor o doctora es la mejor baza para prevenir el cáncer de mama. En una visita de revisión que no te llevará mucho tiempo, podrán explorarte y solicitarte pruebas de diagnóstico que servirán para saber si todo está ok.

A partir de los 50 años es recomendable hacerse mamografías de manera bianual.

CÓMO
AUTOEXPLORARTE

icono2

Dedicar un minuto a detectar si hay algo diferente en tu pecho merece la pena. Sigue estos sencillos pasos:

  1. Preferiblemente, sitúate frente a un espejo.

  2. Observa si hay cambios de color en los pezones o de tamaño en las mamas.

  3. Levanta el brazo y pálpate siguiendo la línea del pecho desde las axilas hacia abajo para detectar si hay algún bultito.

  4. Ante cualquier duda, consulta con tu médico.

Y recuerda, la mamografía detecta cánceres pequeños antes de que puedan identificarse con la palpación. La autoexploración no sustituye a una mamografía o a una revisión con tu doctor o doctora.

icono2