La adolescencia

La adolescencia, una etapa llena de cambios

La adolescencia es una etapa muy importante llena de cambios físicos y emocionales. A veces estos cambios se dan muy rápidos y se necesita un tiempo para adaptarse a ellos. En las chicas, los cambios aparecen entre los 13 y 15 años mientras que en los chicos, se dan entre los 15 y los 17 años.
Mostrar todo
Ocultar todo
Te miras al espejo y... algo está cambiando
La palabra adolescencia ("adolescere" en latín) significa transición, crecimiento. La adolescencia es una etapa llena de cambios físicos y psíquicos durante la cual es normal tener muchas dudas.
Los cambios más importantes en las chicas suelen darse entre los 13 y 15 años mientras que en los chicos aparecen un poco más tarde, entre los 15 y los 17 años.
La adolescencia puberal. ¿Estrenas cuerpo?
A partir de los 10 años en las chicas y más tarde en los chicos se inicia la pubertad, que va acompañada de un cambio físico notable aunque no todo el cuerpo se desarrolla al mismo tiempo.
Las manos y los pies lo hacen antes que los brazos y las piernas, y posteriormente se desarrolla el tronco y otras zonas. Así, a la vez que crecen las manos, los pies y la nariz, se estilizan y alargan las piernas y a continuación el tronco, lo que produce un aumento de la estatura.
En ocasiones, estos cambios se dan de forma muy rápida y necesitamos un tiempo para adaptarnos a ellos. Hemos de ser pacientes y poco a poco nos iremos familiarizando con nuestro nuevo aspecto físico.
La adolescencia media. ¿Te ves distinta?
A partir de los 13 años aumentan los cambios: se afina el tono de la voz, aparece el acné, los chicos desarrollan sus músculos y las chicas unas formas más redondeadas representativas de los cambios hormonales que van sucediendo.
Pero además de todos estos cambios físicos, se entra en una etapa en la que probablemente crecen tus sensaciones de ridículo o vergüenza y te preocupas en exceso por tu imagen corporal. También te vuelves más crítica y receptiva hacia los demás y sientes una fuerte necesidad de romper con lo establecido. En esta etapa es importante que aprendas a valorar tus cualidades. Quererte a ti misma no significa verte como un ser perfecto y maravilloso, sino admitirte tal y como eres, aceptando tus defectos y potenciando tus virtudes.
La adolescencia tardía. ¿Te sientes libre?
Alrededor de los 15 y hasta los 18 años es una etapa en la que la identidad se va definiendo dentro un grupo de amigos. Una vez superada la fase de aislamiento anterior necesitamos rodearnos de amigos con los que crear un microcosmos y vestir igual, hablar igual, ir a los mismos lugares, escuchar la misma música y vivir las mismas experiencias.
Una palabra que define muy bien esta etapa es "salir". Salimos para conocer el mundo y todo lo que nos ofrece: discotecas, bares musicales, conciertos, asociaciones, centros deportivos, cultura, diversión y ocio.
El grupo de amigos es importante en esta etapa. Nos sentimos identificados y comprendidos pero en ocasiones la influencia puede ser tal que nos haga sentirnos mal. Ante determinadas situaciones hemos de aprender a decir que 'no'. Una amistad real hace que nos sintamos apoyados pero también libres de tomar nuestras propias decisiones.
Post-adolescencia. ¿Buscas la independencia?
La etapa de los 18 a los 22 años es un período de privilegios. Alcanzamos la mayoría de edad y esto nos permite formar parte activa de la comunidad y obtener más autonomía.
A los 18 años ya podemos conducir, votar, etc. muchas dudas van desapareciendo y nuestra personalidad se hace fuerte. También nos acostumbramos a nuestro nuevo cuerpo, lo que nos da mayor seguridad en las relaciones sociales y de pareja.
La tiranía del cuerpo
Debido a la influencia que los medios de comunicación y la publicidad tienen sobre los adolescentes, la imagen corporal adquiere tanta importancia que incluso teniendo un aspecto físico correcto podemos sentirnos inseguras.
Esta preocupación puede llegar a ser excesiva. Así ocurre en casos extremos como cuando se sufre anorexia o bulimia. Es importante que te aceptes y te sientas cómoda con tu propia imagen.